miércoles, 23 de marzo de 2011

Marcelo Longobardi: “Hablaba con los Kirchner en privado más que lo que la gente sabe”



FICHA

“Cada mañana”
Radio 10, AM 710
Lunes a viernes de 6 a 9
Conducción: Marcelo Longobardi.

“Los que saben de formatos de radio son otros. Lo mío pasó por adaptarme a un esquema que me costó mucho esfuerzo. Soy muy clásico, más cercano a un analista político que a un conductor. Pero aprendí y tengo un equipo y una radio que acompañan”.


Tiene un estilo conservador y clásico. Se siente más a gusto con temas duros, como el análisis de la política y la economía. Y no está a gusto haciéndose el gracioso. Sin embargo, Marcelo Longobardi hace años que lidera holgado la primera mañana de la AM, por encima de grandes nombres como el de Magdalena o Nelson Castro. “El esquema funciona, -reconoce- y claro, la radio ayuda. Además, mi equipo es brillante. Al punto que hasta hay imitadores de Rolo Villar, más que de sus personajes. Aunque hoy nos entendemos por señas, me costó mucho adaptarme a él. No era normal para mí hablar con un imitador o un humorista”.
-Jugás el rol del tímido acartonado.
-Que tiene mucho de cierto (se ríe). Si no, me saldría mal. Soy un poco la víctima de toda esa banda que son mis compañeros. Lo único que tengo que hacer es exagerar el personaje.
-¿Cambia algo planificar un año en que habrá elecciones presidenciales?
-Lo político es aún muy importante para el periodismo y los propios políticos, pero no para la gente. No debería pasar nada grave, a menos que el ambiente se enrarezca y se ponga tenso, como lamentablemente pasa cada tanto en la Argentina.

-¿En lo periodístico?
-Supongo que después de junio el ambiente electoral va a estar un poco más caldeado. No más que eso. La sensación es la de que no pasará nada grave.
-En tiempos de periodistas militantes, a pesar de que sos crítico con el gobierno, no estás abonado a los programas que castigan a los no oficialistas.-Bueno, “6, 7, 8” me “emboca” de vez en cuando. Aclaro que no veo una guerra de medios. Sí, una disputa entre medios y el gobierno. Antes se manifestaba el propio Néstor que despotricaba contra algunos grupos y ahora se hace de otra manera, a través de medios afines. Los militantes son muy tajantes en sus definiciones. Tal vez no estoy en la mira porque hago una evaluación del gobierno buena en algunos temas y mala en otros. No voy a cambiar mis opiniones porque esté “6, 7, 8”. Que por otra parte, me parece un programa gracioso, muy bien hecho. Pero creo que si se ejerciera más la tolerancia (no sólo ellos), el ambiente estaría mucho mejor. Se agitan demasiados fantasmas, sin demasiado sentido.
-¿Había que cambiar la ley de medios?-Sí. Pero de una manera más moderna. En cuanto a cambios concretos, lo único que se logró es que antes de una tanda te avisan que viene un espacio publicitario. Toda la energía que se puso, quedó en eso. Yo hubiera incluido más que la cantidad de medios que puede tener un grupo, que se distinguiera entre quienes producen contenidos y los que transportan las señales. Hubiera desregulado a ambas. Pero si sos Telefónica, no podés tener Telefe y si sos Clarín o Cablevisión, no podés tener Canal 13. Si no, es como si el dueño de la autopista sólo dejara circular autos marca Ford. Se eligió otra manera. Lo discutí con los Kirchner, porque yo hablaba con ellos en privado mucho más que lo que la gente sabe o cree.
-¿Los periodistas políticos tienen vedado decir a quién votan de la misma manera que los deportivos evitan decir de qué cuadro son?-Yo no lo revelé nunca. Como pista te digo que nunca emboqué un ganador (se ríe). Hoy hay una nueva generación de periodistas militantes que uno presupone que sabe si van a votar al gobierno o a la oposición. A mí no me nace decirlo. Tal vez sea una pavada, pero me parece que no corresponde romper esa costumbre. Quizá sea un prejuicio, no lo sé.


Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - Diario Crónica
Buenos Aires - Argentina
20 de marzo de 2011
Fotos: gentileza Carla Cutri



miércoles 27 de octubre de 2004 Marcelo Longobardi: "El estado es un anunciante fenomenal"



sábado 11 de agosto de 2001 Marcelo Longobardi: "Si fuera un vocero de las multinacionales y del FMI como dicen, me iria mucho mejor" 

7 comentarios:

Lucas dijo...

Hables con quien hables, fuiste, sos y seguirás siendo un cipayo gorila toda tu vida mongobardi, un mero intelectual orgánico de los sectores dominantes, que te dan de morfar. Lo tuyo no es periodismo, es lobby y del berreta

Matías Mosquera dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de arriba. Salvo que le quitaría el adjetivo "intelectual"

Aún así, en esta pequeña entrevista, me simpatizó un poco, debe ser por la característa de pequeña.

Matías Mosquera dijo...

uhh salvo la pelotudez galopante que dijo sobre la ley de medios.

Lic. Gustavo Masutti Llach dijo...

No es por defenderlo, Matías, pero ¿qué otros cambios viste en la Ley de Medios que yo me haya olvidado de repreguntar? Porque ni la grilla respeta Cablevisión.

Lucho dijo...

Cuando utilicé la categoría de intelectual orgánico fue en el sentido gramsciano del término, es decir aquella persona que difunde los valores "el sentido común" de la clase dominante.
No lo hice en términos valorativos, obvio, este tiene menos de intelectual que yo de ingeniero nuclear.
Es un bruto hecho y derecho, como la mayoría de los periodistas que sufrimos en este país.
saludos matías.

Lic. Gustavo Masutti Llach dijo...

Desde el punto de vista gramsciano, sí. Por lo menos se puede decir que él no la caretea, ¿no?

Lucas dijo...

No coincido Gustavo, desde el momento en el que se presenta como un "periodista independiente" la está careteando.
Independiente de qué? De la guita? De la ideología? De sus valores?
No se puede ser independiente u objetivo. Siempre se habla desde un lugar. Siempre se tiene una concepción del mundo.
A mí me gustaría que se hiciera cargo de eso, simplemente. Después podemos discutir ideas, pero que no me vengan con la objetividad y la independencia.
Saludos y felicitaciones x el blog. Siempre entro a darle una leída.