martes, 6 de abril de 1999

Carlos Legnani: "No se explota el automovilismo en los medios"

"Ganó, ganó y ganó..." El grito a voz en cuello se hizo tan tradicional que hasta es conocido por gente que no pertenece al grupo de amantes del automovilismo. Y podría utilizarse para definir la carrera de Carlos Alberto Legnani. Es que su creación, "Campeones", (Rivadavia, Sábados de 8.00 a 13.00) y se ha convertido, según la encuestadora Ibope, en el programa deportivo con mayor audiencia de la radiofonía nacional. Además, tiene más del 85 por ciento de la audiencia "tuerca" y sus transmisiones, que compiten palmo a palmo con Radio Mitre por el primer puesto de la audiencia de la mañana de los sábados, se ha instalado desde hace más de una década entre los diez más escuchados de toda la AM. Este año, se sumó por El Mundo una tira de lunes a viernes de 20.00 a 21.00 y los sábados de 19.00 a 20.00. "Campeones ya tiene 35 años y es una empresa familiar y artesanal. Yo le pasé la posta del relato a mi hijo Jorge Luis, el desarrollo periodístico a Carlos y me quedé con la Dirección General. Supe dar el paso al costado en el momento justo. Nosotros salimos a vender la publicidad, hacemos las transmisiones y manejamos la empresa", comenta.
-¿En qué cambió la radio en estos 35 años?
-Antes vos trabajabas en una radio si llevabas publicidad. Te insertabas rápido en los equipos periodísticos. Si no, todo te costaba más y nunca te pagaban. Vendíamos avisos y nos daban un porcentaje. Hoy está todo mucho más profesionalizado y se incorporó mucha gente sin conocimiento en las distitas especialidades del deporte. Sólamente por tener cara bonita o dar bien en cámara. Hay muchos audaces.
-En este contexto, ¿cómo es su relación con Rivadavia?
-Compramos el espacio y nos hacemos cargo de toda la transmisión. Además tenemos flashes en la Oral Deportiva.
-¿Tienen que pagar derechos de transmisión en los autódromos?
-Unicamente para la Fórmula 1. Cuesta alrededor de 120.000 dólares por año y no lo hacemos porque es imposible amortizarlos para nosotros. Menos si ni se tiene a un piloto argentino corriendo ni un Gran Premio Nacional. Tenemos un enviado en Europa que hace móviles.
-¿Por qué el automovilismo tiene un perfil tan bajo?
-Por desconocimiento de quienes dirigen los medios. Fijate que es muy raro ver imágenes de automovilismo en un noticiero a menos que se trate de un accidente o de la Fórmula 1. Hay un mercado enorme sin explotar. Porque al automovilismo lo siguen la familia y los empresarios.
-¿Están abiertos a formar parte de un holding?
-Sí. Lo que queremos es hacer nuestro trabajo y progresar sin cambiar la línea de seriedad. Nunca dijimos una mala palabra ni usamos lunfardo. Revalorizamos el lenguaje, algo muy devaluado. Un medio de comunicación es transmisor de cultura y nosotros nos metemos en las casas sin que nos inviten. Tenemos la obligación de expresarnos con corrección.
-Usted es pampeano y tiene dos radios en su provincia.
-Así es. AM LU 33 Emisora Pampeana y en Santa Rosa, FM Power. Cubrimos La Pampa, Rio Negro, Neuquén, Chubut, San Luis, Córdoba, Mendoza y parte de Buenos Aires. Yo nací en Winifreda, un pueblito de 2.500 habitantes y allí están mis mejores amigos.
-¿Qué diferencia existe entre una emisora del Interior y las de Capital?
-Sobre todo la potencia y el alcance. Las radios porteñas se escuchan en todo el país y las del Interior no llegan a Buenos Aires. Además están en desventaja con respecto a la trascendencia, los costos, la envergadura, la capacidad operativa, todo esto producto de la diferencia en los ingresos económicos.
-¿Cuál es la linea de sus radios?
-Apunta a la ilusión del chico que se fue de su provincia muy temprano. La programación es similar a la de Rivadavia en el estilo porque la admiro mucho. Y, por supuesto, también va "Campeones" en dúplex, junto a 50 radios más del todo el Interior.
-¿Qué particularidades tiene el trabajo de relator de automovilismo?
-Que no ves todo el circuito desde la cabina. Tenés que manejarte con monitores de T.V. y puestos en cada una de las curvas con un movilero. Antes usábamos un avión, más puestos y en algún viaje al exterior tuve que transmitir desde una cabina de teléfonos con papelitos que me traían con las posiciones de los autos mientras yo "sanateaba" porque no vi la carrera. Tiene el encanto de tratar de hacerle imaginar al oyente todo lo que uno ve. Esto es lo que hizo grande al Turismo de Carretera y a la radio.
-¿El fanático "fierrero" es distinto del de fútbol?
-No en la pasión. Cada uno sigue a su marca preferida (El Boca-River es Ford-Chevrolet) con banderas y cantos. Pero no es agresivo y mucho menos, violento. Acá va toda la familia. Gracias a Dios.
-¿Tiene sueños pendientes en radio?
-No. El último era llegar a Rivadavia, porque siempre tuve que enfrentarla. Yo estoy en la radio top de la radiofonía.
-¿Entonces qué es lo que más orgullo le da a la hora de revisar su carrera?
-Haber seguido la campaña de Carlos Reutemann desde el inicio. Gracias a los autos recorrí el mundo. Fui la única persona del mundo que transmitió la primera carrera de F1 en Japón por radio. Son mojones importantes. Tuve la suerte de ser amigo de mi ídolo, Oscar Galvez y de Juan Manuel Fangio, un ejemplo de vida.
-¿Quién es el corredor más convocante en la actualidad?
-Juan María Traverso, excluyente. Y hay otros que se están consolidando. Esteban Tuero tendrá que hacer el aprendizaje a una nueva categoría (TC 2000). No por venir de la F1 se va a llevar a todos por delante.
-¿Escucha Radio?
-Sí, sigo a River. Siempre pongo a Walter Saavedra (el relator de Rivadavia). También la Oral Deportiva de Cherquis Bialo, que es muy moderna pero mantiene la mística de José María Muñoz.
-Por último, ¿Adrián Suar le pidió permiso para usar el nombre en su tira?
-Sí. El tiene alguna relación con mis hijos y nosotros se lo cedimos sin cargo porque es un hombre joven, talentoso y merece ser apoyado.
-Es imposible sacarle un peso, ¿no?
-(Se ríe)
Nooo, es un muy buen chico y se merece todo lo mejor.

Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - Diario Crónica
Buenos Aires, Argentina
Abril de 1999

2 comentarios:

Grupo Misionero dijo...

es el mejor

Rodrigo Sarpero Vidal dijo...

Carlos Legnani, un gran ejemplo de profesionalismo en el automovilismo y sobre todo un ejemplo de buena persona con principios eticos a seguir.
un saludo