sábado, 7 de febrero de 2004

Roberto Di Sandro: "Soy testigo de la historia. Los presidentes pasan y yo quedo".

El hombre que viste una de las corbatas regaladas por Juan Domingo Perón se maneja como un dueño de casa. Todo el mundo lo saluda y le sonríe y él afirma, confirmando "Conozco cada baldosa, cada ladrillo de este lugar". Roberto Di Sandro es conciente de su leyenda. No es para menos, el lugar es nada menos que la Casa de Gobierno, y el periodista reporta las novedades allí desde el 29 de octubre de 1947, sin interrupciones. En el interín vio pasar 23 presidentes y desde hace más de treinta años redacta las "Intimidades de la Casa Rosada" en nuestro diario. Pero además de ser el decano de los acreditados en ese lugar, desde hace más de una década conduce su programa de radio. Relata: "'Hola Ciudad' (Splendid, AM 990, lunes a viernes de 15 a 16) arranco en Splendid, como "Hola Buenos Aires", después me pasé a las FM de la Ciudad (ahora 2X4) hasta que llegó Juan Alberto Badía y nos echó a todos. Entonces volví a Radio Splendid y me llevé a todo mi equipo: el operador, Matías Ferrari, la locutora María Alejandra Galasso, mi señora Norma y mis dos hijas, Silvia y Rosana. En este programa hablan todos los sectores políticos, sin censura y sin malas palabras. Anda bien, alcanzan los cien o ciento cincuenta llamados en esa hora".
-¿Cuantos presidentes salieron al aire en ese programa?
-Todos. Habló Menem, De la Rúa, Rodriguez Saá, Puerta, Caamaño y Duhalde. Es decir, desde el 2001, debo tener el record mundial de entrevistar a cinco presidentes de un mismo país, en un programa de radio, en menos de una semana.
-¿Hubo presidentes más generosos con la información?
-Yo tenía muchos contactos en la época del peronismo. Sobre todo durante la primera presidencia. Pero me manejé bien con todos, militares y civiles y me encanta meter primicias. Es cierto que Onganía y Levingston eran difíciles.
-¿Cuál fue la primicia que más lo marcó?
-Cuando anuncié la salida de Perón de la embajada paraguaya, con un sombrero. De ahí se lo llevaron a Asunción en la cañonera. Por eso cobré cincuenta pesos, que era buena plata.
-¿Nestor Kirchner salió en su programa?
-Cuando era gobernador. No sé porqué, pero ahora no habla con los acreditados en Casa de Gobierno. Y eso que nosotros somos los periodistas del presidente. Hace sus declaraciones en otro lado, debe ser su estrategia, su estilo. Sí saqué a Aníbal Fernández, el ministro. Kirchner tiene resistencia a hablar con nosotros, pero no lo voy a ir a buscar. Con todo respeto, estoy más allá de ellos. Yo "vivo" acá desde el año 1947, soy testigo de la historia. Ellos pasan y yo quedo.
-De los presidentes justicialistas, ¿cuál fue el más peronista?
-Juán Perón. El resto... Menem fue un trucho mentiroso. Un liberal que nos engañó a los peronistas. Hacía lo contrario a Perón y se olvidó de la gente. Se lo dije. Tal vez el que más se le acercó a Perón fue Duhalde. Y este hombre, Kirchner, está haciendo cosas vinculadas a la primera presidencia de Perón. Me gustaría que él lo reconociera también: "Esto lo hizo el general en tal año". Si le dijo al patrón del mundo, George W. Bush, que era peronista, debería hacerlo acá también. A tu padre tenés que agradacerle cosas.


En la sala de prensa de la Casa Rosada los periodistas esperan distendidos el horario de una conferencia de prensa que se dará en minutos. Contra una pared hay un pizarrón verde y gastado en el que alguien escribió con tiza: "Felipa se la aguanta". Por si alguien no conoce la historia, Di Sandro la cuenta: "La noticia del intento de desalojo de la gata Felipa la pasé yo. Al principio creían que era un gato y la querían echar, pero el presidente en persona dio la orden de que se quedara 'No se toca', dijo. A Héctor Ricardo García le encantó la información y mandó un móvil de Crónica TV para hacer una nota. Al otro día lo levantaron todos los medios".
-¿Qué hubiera pasado con su carrera si no entraba a Casa de Gobierno?
-Ni idea. Me gustaba jugar al fútbol. A los 17 dejé el secundario en cuarto año y mi viejo (Carmelo, que fue fotógrafo de Perón del '46 al '55), casi me mata. Enseguida me consiguió laburo en Télam. Estuve apenas tres días sin trabajo en mi vida.
-¿Le dio consejos a los presidentes?
-No. Pero les hubiera dicho que se mantuvieran "Firmes junto al pueblo". Sí a algún ministro, porque conocen mi larga trayectoria y me preguntan si conocía a fulano o a mengano. No creo que en todo el mundo exista un periodista con 56 años en una casa de gobierno. En Estados Unidos hay una mujer que está hace cincuenta. Yo le gané. Increíble.
-¿Alguna vez optó por callar información?
-Muchas veces. Porque me la daban pero me pedían por favor que no la hiciera pública. Nunca me arrepentí de haberlo hecho porque de otra manera no hubiese respetado la palabra empeñada. Y eso que pasé momentos difíciles acá. Como cuando bombardearon la Plaza de Mayo el 16 de junio del '55, o durante la guerrilla. Así me enseñaron. No hay que faltar a la verdad.
-¿Qué defiende?
-Los ideales de los argentinos, que la pasamos mal. Ahora mejoramos un poquito, pero nos quedamos sin bandera, no nos vamos a engañar. Vendieron todo.
-¿Va a escribir un libro de memorias?
-Estoy redactando unas unas columnas para www.cronica.com.ar con mis cincuenta y seis años en la casa de gobierno. Todo lo voy a hacer con el diario.


Gustavo Masutti Lach
Revista Ahora- Diario Cronica
Buenos Aires - Argentina
Febrero de 2004

2 comentarios:

Brunella Clementti dijo...

Hola
Mi nombre es Brunella Clementti y soy estudiante de periodismo. Actualmente, estoy haciendo una nota acerca de los periodistas en la Casa Rosada, y quería saber cómo podría contactar a Roberto Di Sandro. Agradecería mucho su colaboración.
Atte.
Brunella

Gustavo Masutti Llach dijo...

Llamalo a la radio a la hora del programa o a Crónica 4361-1001
GAML