martes, 16 de noviembre de 1999

Patricia Barral, directora de Radio Nacional: "Carlos Menem fue un hombre muy generoso"


"Hay cosas que están bien en la Argentina, y entre ellas está Radio Nacional. Tengo miedo de que alguien venga y tire todo por la borda porque cree que es 'la radio de Menem'. Y Carlos Menem fue un hombre muy generoso, que privatizó los medios y fomentó una libertad de prensa inédita". Patricia Barral enciende su primer cigarrillo de la charla (serán muchos más). La directora de Radio Nacional (Desde el miércoles, AM 870, FM Folclórica 98.7, FM Clásica 87.9 y FM Vox 96.7) tiene un pulcro y sencillo despacho y por momentos parece nerviosa al hablar. Asumió el 2 de enero de 1997 y el 10 de diciembre dejará su cargo. Entonces es tiempo de balance. "Se inició un camino -afirma-. Dejo un proyecto armado basado en el fortalecimiento de las emisoras del interior (se inauguraron 11 FM, más la onda corta de la Antártida y el próximo director podrá inaugurar tres FM más), el enriquecimiento de la propuesta cultural y artística y la creación de un plantel de periodistas para darle un nuevo tratamiento a la información en una radio pública. Nos planteamos una radio en defensa del idioma. Tampoco quisimos entrar en el mercado de los arreglos con compañías discográficas, como hicieron otras radios para subsistir. La revolución cultural que planteamos no tiene precedentes".
-Algunos tienen un prejuicio con respecto al periodismo dentro de un medio público. ¿Cómo decidiste encarar un proyecto periodístico contra la sospecha, a priori, de oficialismo?
-Buscamos ser lo más racionales posibles. Acá está muy claro cuándo se opina y cuándo se informa. Nuestros informativos son pura noticia.
-Pero sesgando la información también se opina. ¿Cuál es la línea editorial de Nacional?
-No hay agresiones ni ofensas. Se tocan temas polémicos pero que hacen a la vida estructural del país, como los impuestos. Pero no se divulgan ofensas, acusaciones sin denuncia judicial ni temas como el del aborto. Aunque cada conductor puede tener su opinión.
-También se "baja línea" al elegir el plantel. Cuando asumiste nos aseguraste que no querías a Verbitsky, por ejemplo.
-Traté de hacer una radio no politizada. Quise que la radio sea del estado y no del gobierno.
-¿Debe tener perfil bajo?
-Necesariamente, una emisora pública debe tener perfil bajo. No puede ser escandalosa ni amarillista.
-Sos funcionaria. ¿Hasta dónde debés consensuar tus políticas con tus superiores?
-El presidente Menem me dio absoluta libertad en todo. Y nunca objetó nada. Alguna vez me llamó un senador o un diputado.
-¿Te "apretaron"?
-No. Tengo un perfil "duro" y lo saben todos. Tal vez me pedían que les cubra un acto o cosas así. Pero no puedo dejar que me definan las políticas.
-Qué espectativas tenés con el proyecto de ley de radiodifusión que hay en el Congreso.
-En realidad la ley de radiodifusión es una deuda del Congreso con el país. En este caso se trata de una ley que fusiona ATC con Radio Nacional creando un ente autárquico con control parlamentario. Creo que es una buena idea. Es perfectible porque el Congreso busca modificar la forma de gobierno. El nuestro es un país presidencialista y Congreso busca que sea más parlamentarista. Eso no se hace por ley. Nuestro país necesita una figura con fuerza.
-¿Por qué Nacional no está tan cuestionada como ATC?
-Tal vez en ATC faltó definir un proyecto y seguirlo contra viento y marea como en la radio.
-¿De cuánto es el presupuesto?
-De 15.000.000 de pesos.
-¿Cómo es comparado con las radios líderes de audiencia?
-Creo que es mucho menor porque tenemos 40 emisoras en todo el país, con sus periodistas, locutores y técnicos.
-¿Les alcanza?
-No es lo ideal. Con 25.000.000 de pesos funcionaríamos muy bien. Y no es una exageración. Porque los salarios de una radio pública deben estar garantizados y no depender de la venta de publicidad.
-¿Qué falta para que Nacional tenga una buena cartera de publicidad?
-Tiene que cambiar la mentalidad de los empresarios. Sólo ponen plata en los cinco primeros programas. Y está el prejuicio del que hablabas antes. Entonces no quieren "quedar pegados" a una radio que creen oficialista. Eso es un error. No analizan que nuestra propuesta es muy abarcativa y culturalmente muy rica. Y que invertir en buenos proyectos culturales es un buen negocio para el espíritu.
-¿Los medios privados los ven como competidores?
-Sería un error.
-¿...?
-Sí, nos ven como competidores. Y me da orgullo porque nos copian algunas cosas.
-Al comienzo de tu gestión debiste reducir personal drásticamente. ¿Cómo quedó tu relación con los empleados?
-Ese fue el momento más duro. Estaba previsto por la ley de Reforma del Estado II. Y hubo que hacerlo. Después tuve que recomponer la imagen. Me acerqué a ellos y viajé mucho a todas las emisoras del interior. Porque no se puede dirigir lo que no se conoce. No es lindo echar gente. Me imagino que los que trabajan en los 71 organismos que van a desaparecer deben estar asustados. Traté de que no quede afuera gente de más de 55 años porque el mercado laboral es más difícil para ellos.
-¿El 10 de diciembre te tenés que ir?
-Sí. No me preocupa. Me interesa que siga el proyecto. Aunque sé que van a cambiar muchas cosas. Sobre todo en la AM 870. Quiero que sigan algunos programas porque son buenos para el país. Y con el proyecto de las FM. Son buenas ideas y se deben respetar.
-Todavía no se conoce tu sucesor. ¿Asumirá sin haber hablado con vos?
-Estoy esperando que alguien me llame. Parece que De la Rua se está tomando su tiempo para definir la interna de su partido. Se corrieron muchas versiones pero no le doy crédito a ninguna. Supongo que elegirá a alguien muy profesional que venga a construir sobre lo hecho.
-Quedás cesante sin indemnización.
-Así es.
-¿De cuánto es tu sueldo?
-4.500 pesos por mes.
-¿Y vas a ser una desocupada más?
-Soy una profesional de los medios y tengo algunas alternativas. Al asumir esta responsabilidad sabía que esto pasaría. No me preocupa porque adquirí mucha experiencia. Yo manejo cerca de 1.000 personas.
-¿Si ganaba Duhalde seguías?
-No sé. Nunca estuve en contacto con él.
-¿De aprobarse la nueva ley, te presentarías a concurso para volver a dirigir la radio?
-Es una hipótesis. Me enamoré de Radio Nacional. Y los amores hay que trabajarlos, cuidarlos y defenderlos. Y hay que serles fiel.

Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - diario Cronica - Buenos Aires
Noviembre de 1999

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ELLA DEJO A MUCHOS SIN TRABAJO

Patricia Barral dijo...

"Ella" no dejó a "muchos sin trabajo"... "ella" tuvo que aplicar una ley que votó el Congreso de la Nación que eliminó muchos cargos en toda la administración pública en 1997, incluyendo radio Nacional. Es importante que la información se ofrezca correctamente "Anónimo". Podés chequear en el Libro sobre la Historia de la radio, si te interesara. Patricia Barral