lunes, 25 de octubre de 2010

Rosario Lufrano: “No me gusta juzgar, no es mi trabajo”




FICHA


Conducción: Rosario Lufrano.

“Palabras para guardar”

Rivadavia, AM 630

Sábados de 12 a 13

“No tiene nada que ver con la actualidad. Es una charla distendida a personas de la vida social, política o cultural del país. Y el entrevistado elije la música”.


“Politikon”

América, AM 1190

Lunes a viernes de 7 a 10.

“Tiene que ver con la actualidad, que es donde estuvo la mayor parte de mi trayectoria”.




Estuvo en la agenda a partir de que fue Directora Ejecutiva de Canal 7, “La Televisión Pública”, cargo ad honorem al que ya renunció y se fue sin levantar polvareda. Sin embargo, Rosario Lufrano debutó como periodista en la radio y cada vez que puede le declara su amor al medio que más le gusta. Sin salir del todo de la tele (hace informes y reportajes para el noticiero de Canal 7), se refugia en sus programas de Radio América y Rivadavia.

-Hacés dos programas opuestos desde el planteo.

-Sí, gracias a Dios.

-Se me ocurre que cada programa de los sábados te lo vas a acordar dentro de dos años, y de los de la semana… como mínimo parece más difícil.

-Totalmente de acuerdo. Algo así hago para la Televisión Pública. Pero en la tele no tenés tiempo, todo va más rápido. Acá tengo 48 minutos de charla con el invitado. Se pierde menos. Aparte, disfruto de otra manera todo lo que tiene que ver con la radio, porque la amo. Empecé ahí.

-¿”Politikón” se puede disfrutar?

-A veces te cansa la diaria de la Argentina. Con Fulano que criticó a Mengano y éste le contestó “Ah, pero vos hace tres años estabas en la misma” y todo ese folclore. Sin embargo, disfruto de mi trabajo. Me entretiene.

-¿Algo te deja eufórica en ese contexto?

-Es difícil. Tal vez una buena transmisión, haber estado en vivo en el lugar justo. Sentir que se pudo aportar. Un ejemplo: Hace poco entrevisté a una chica que estaba tomando un colegio. Le pregunté por qué y me dijo que era por las condiciones edilicias, los programas de estudio, todo lo que se sabe… y que se vaya Macri. Le dije, “¿no te parece que el último ítem les empaña su lucha en defensa de la educación pública?”. Me contestó: “Eso es lo que me dice mi mamá”. Creo que ahí abrí un diálogo que no es el habitual. Me pone en el lugar de madre, porque tengo una hija de esa edad y me parece que vale poner eso en juego cada tanto.

-¿Escuchás a la competencia?

-El sábado no, no lo hago para competir. En el otro sí porque están todos: Magdalena, Longobardi, Nelson Castro y tantos otros. Me fijo más en los de las AM.

-¿Te gusta alguno de ellos?

-No tengo admiración por los periodistas, en general. Más bien me llegan los que escriben bien. El nuestro es un trabajo difícil y disfruto más de los que son equilibrados. Los que saben preguntar y dicen cosas jugadas con respeto. No me gustan las notas obsecuentes y no me salen.

-No son tiempos fáciles para ser equilibrado.

-No, incluso están mal vistos.

-Se los acusa de “tibios”.

-El periodista está obligado a informar y tiene la posibilidad de opinar. No me gusta juzgar, no es mi trabajo. No soy juez ni fiscal. Lo mío es darle los elementos a la gente para que sepa qué está pasando. Y cuando opino, lo firmo.

-¿Saliste bien parada de tu gestión en la Televisión Pública?

-No salí desprestigiada, al contrario. Debo ser la única ex directora que tiene las puertas abiertas del canal. Del resto muchos no pueden ni pasar por la puerta de Canal 7. Yo soy bien recibida y la gente de ahí me quiere.

-¿Parte de eso es saber irse a tiempo?

-(Duda, repite la pregunta) Siempre hice todo como quería hacerlo. Aunque no era mi canal, ni era caprichosa. Debo ser también la única que presentó un proyecto con carpeta para ser aprobado antes de asumir.

-Así también es más fácil evaluarte.

-Exacto.

-¿Y?

-Creo que se hizo un gran trabajo. Peleamos mucho, a conciencia y profesionalmente. Decidí irme porque creí que era el momento. Llegué a un canal saqueado que ni tenía cámaras e hice mucho. Se habían robado hasta el piano. Ahora se tiene un lugar de pertenencia y se habla de los medios públicos. Antes daba vergüenza y cuando funcionaba el móvil, ni siquiera se ponían los chalecos.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

24 de octubre de 2010


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Rosario Lufrano es una de las mejores periodistas de Argentina y la más linda de todas.

romina dijo...

excelente periodista!! a mi me encanta es muy inteligente
Estoy buscando hoteles en Buenos Aires para poder hospedarme.. me dijeron que ella publico un libro.. espero poder conseguirlo!

PABLO dijo...

le deceo lo mejor, porque fué una gran funcionaria en Canal 7 ATC, cuando tuvo su momento...querida y apreciada por muchos de los que tuvimos la suerte de compartir con ella esos momentos...ROSARIO , lo mejor!!