miércoles, 1 de agosto de 2007

Lalo Mir: "A esta altura del partido no reniego de nada"








Como a los buenos guitarristas, a Lalo Mir se lo reconoce apenas se escucha su voz. Tiene su sello y lo hace valer de dos maneras. Por un lado, arriesga prestigio y tiempo en proyectos propios a los que les pone el alma. Por el otro, es un poco más indulgente con los pedidos de sus empleadores, cuando requieren de su idoneidad y experiencia. Dice que no reniega de nada, pero niega un pasado como rockero y lo justifica con argumentos estéticos: “nunca tuve el pelo largo”.
Bipolar, pone música en La 100, supo ponerle la voz a los institucionales de América TV o se juega por el arte en la televisión de los tiempos del reality. La referencia es para “La vida es arte”, que de acuerdo con sus palabras... “es un programa de divulgación que trata de mostrarnos cómo el arte se mete todo el tiempo en nuestra vida: desde el diseño de una silla o un auto, hasta un cartel en la calle, pasando por la tele o cuando el domingo vas a la plaza. Anche no le diría a todo el mundo que lo vea, pero es de interés para quienes se sienten atraídos por el mundo de las imágenes”.
-La edición es moderna en el buen sentido.
-Es así porque conozco muchos artistas: pintores, escultores y tipos que generan cosas locas. Son muy divertidos, pero cuando se arma un programa sobre eso, siempre salía aburrido. No podía entender esa dicotomía.
-¿”Todos divertidos”?
-No de "cago de risa" pero sí interesantes. Porque dicen cosas grossas, están un tanto locos, porque su punto de vista está un poco corrido del de la mayoría. La vida es arte y lo podés encontrar en las pequeñas cosas. En definitiva es un programa sencillito y humilde. Buscamos crecer con el público desde la curiosidad, nunca desde la cátedra.
-¿Por qué elegiste contar las imágenes cuando vos en los medios hasta ahora siempre entraste por los oídos?
-Porque es increíble todo lo que tomo de ese mundo. Soy un apasionado de lo visual, voy mucho a muestras y a galerías y no me pierdo ninguna exposición de esas que montan en la Plaza San Martín. Me interesa y me ayuda para la radio.
-¿De qué modo?
-Mucho de lo que preparo y diseño para la radio parte de una idea visual. Veo una estructura de determinado color y forma y se me traduce en sonidos. Ese es un apoyo importante en lo estético. Veo el diseño gráfico de una revista y pienso "qué bueno, vamos a hacer lo mismo en la radio".
-¿Un ejemplo?
-Se modifica el tipo de letra y el color de la página a partir del diseño moderno. Yo puedo cambiarle el color a las cosas que digo. Las pronuncio de maneras diferentes y pasan a ser título, copete o texto. Decodifico mejor para el que escucha porque le estoy brindando más parámetros de entendimiento desde el diseño, herramientas extra.
-Te imaginaba más intuitivo a la hora de crear.
-Hay una mezcla, también hay bastante de eso. Porque a veces estás hablando antes de salir al aire, aparece algo, lo largás y pega. El trabajo de laboratorio te lleva a que a veces el producto final sea muy pensado o espontáneo.
-¿Ese programa es impensable en un canal privado?
-Calculo que no, aunque debe ser más difícil venderles la idea. Es un nicho al que habría que ponerle un horario más margineta a riesgo de borrar al público general. No sé si se vería más porque en esos horarios hay menos encendido, pero el canal tiene más audiencia. Nunca lo pensé, en Canal 7 fue donde nos dijeron que sí. Al principio lo íbamos a meter en un cable, pero ante la propuesta del 7 nos tiramos de cabeza. Imaginate, televisión abierta y a todo el país. Antena, frontera y viento. Ojalá crezca, así hacemos "La vida es arte, segunda parte", que rima y todo.
-Volviste a la FM.
-Estoy en plena campaña de armonización. Encontrando mi lugar. Porque pasé de tener que hablar cuatro horas a una radio a otra que es básicamente música. "Poné música" y ahí voy. Lleva tiempo ir encontrando el lugar y que te sientas importante en el lugar que ocupás.
-¿Estás más ecléctico en el estilo musical? Antes no pasabas a Shakira.
-Sí, en AM lo hice siempre. Lo que cambia es el status de la música.
-¿Cómo es eso?
-En la Rock & Pop de los ochentas, por ejemplo en "9PM", por hablar de mi carrera, siempre programaba algo raro, como "Pedro Navaja". Nos animábamos al reggae (aunque está muy ligado al rock) pero también a cosas latinas como una salsa, un calipso o un soca dance. Eso siempre me tiró. En "Radio Bangkok" o "Buenos Aires, una Divina Comedia" ya hacía sonar a la Mona Jiménez.
-Pero como algo marginal.
-Volvemos a lo del status. Eran radios de rock and roll pero esa otra música yo la ponía porque me copa, me divierte y está ahí. Es más anecdótica, presentada, pretextada. Cuando paso a Del Plata incorporo la "Música del Mundo", aprovechando que tengo una gran discoteca sobre el tema. Africanos haciendo reggae y otras cosas copadas y exóticas.
-Volvés a la Rock & Pop.
-Sí, con "Animal de Radio". Y ahí ya era una suma de todo esto, con una salsa, un bolero o un tango.
-Esa Rock & Pop ya se había segmentado hacia el rock duro.
-Pero yo no, era más ecléctico. Me bancaba la estructura de la radio y su música y los temitas que yo me llevaba abajo del brazo eran estos: el Polaco Goyeneche, la Negra Sosa cantando con Charly (García) un folclore y esas cosas más abiertas. A la tardecita teníamos otro esquema.
-Pasás de nuevo a la AM.
-En Mitre ya me largué más con lo popular, más mezclado. Podía sonar Montaner, un Arjona o esta piba maravillosa que es Shakira, que desde el pop es potentísima.
-¿Vos elegías esas canciones, te identificás con esos ritmos?
-Sí, me tienen que divertir.
-¿La clave de tu carrera es la independencia?
-Sí, si no me divierto no puedo. Ultimamente pasa más por una negociación y ponerse de acuerdo. Pero la libertad es fundamental, si no fluyo no pasa nada.
-Hoy tu presente es la FM 100.
-Una radio con pop, rock, ochenta y noventa. Hay mucho que me gusta, me cuesta traer el disquito para infiltrarlo en la programación. Volvemos al principio, a lo del status, porque toda esa suma ya estaba en la esencia de la emisora. Ahora vengo y tengo una estructura armada que se me parece en muchos casos. La mezcla en una sola frecuencia, con una carga pop.
-¿Estás cómodo? Algunos oyentes creen que no.
-A esta altura del partido no reniego de nada. Quiero una cama musical que me ponga de buen humor a mí y sobre todo a la gente, y ahí laburo.
-¿Tus seguidores de toda la vida te reconocen en la 100?
-En todos los temas no, pero eso te pasa en todos lados. En la Rock & Pop pasábamos cada cosa que decíamos "¿y esto quién lo programó, el enemigo?". Yo acepté la idea de la 100: Pettinatto con noticias hasta las nueve de la mañana. Descansamos, descargamos y seguimos. Sí, metemos alguna noticia si pasa algo muy importante o hacemos alguna joda. Pero vamos por otro lado, a la casa y al tipo que está trabajando. Me siento bien, todo es con mucho relax y placer. La noticia te pone más racional, analítico, te acompleja, te lleva a otro mundo más "conchudón". Acá volví a lo lúdico.
-¿Existe una cultura rock?
-Sí. Y como toda cultura se va desdibujando y mutando con el paso del tiempo. Se transforma en otras culturas o en una sola si hablamos de un régimen totalitario. Pero aún en gobiernos como el último de los milicos se desarrolló una subcultura que siguió viviendo underground, subterránea a la del stablishment. Se expresaban. Charly cantaba "Dinosaurios" mucho antes de que se avisorara que se iban los militares. Y no era un pibe tocando en un garage, ya era muy conocido.
-¿Qué valoración hacés de ella?
-Me parece que en un punto se volvió muy "chauvinist" y se la sobreestimó. ¡Ah, la cultura rock...! Son culturas urbanas que perduran mientras duran los ciclos. Pero está ahí, cómo no. Una manera de vestirse, los pelos, lo que escuchan. Tuvo su auge en un momento y ahora es más relativo, como todo en la vida.
-¿Cuándo fue ese pico?
(Piensa)-El final de los milicos y el principio de Alfonsín. Ahí la cultura rock estaba al palo. Había un concierto e íbamos todos. ¡Era la resistencia, loco! La resistencia... Los que decían "¡Chupame un huevo!" cuando alguien venía a pedirte documentos. Después de Malvinas vino el auge comercial y se masificó. Pero el pico cultural fue en el final de la dictadura.
-¿Es inevitable que se disuelva?
-No. Quedará como el tango, con una parte que sigue viva. En Londres todavía hay una cultura punk. Allá vi a un señor de cuarenta años que venía con una cresta de colores, tatuajes, alfileres y piercings por todo el cuerpo y con la bolsa de pan y el diario abajo del brazo porque iba a su casa donde lo esperaban su mujer y sus hijos. Hablé con el tipo y era punk de verdad, no un disfrazado, pero ya no quería romper todo ni morir joven. Si eso no es mimetizarse con la sociedad... La cultura va a quedar, estarán los discos, los libros y es la era del video. No se olvida más.
-¿Vos fuiste rocker? Ahora te despegás pero los rockers te tienen como ícono.
(Duda)-Sí, por mi manera de manifestarme. Tengo algunos parámetros que van con la cultura rock pero otros que no. Siempre vestí jeans y zapatillas, pero nunca me dejé el pelo largo. Más bien siempre fui un observador. A mí me fascinó esa cultura, viajaba a los conciertos, me explotó la cabeza, las radios del mundo, tenía treinta años pero nunca fui un rocker típico, de pelo largo y demás.


CRONOLOGIA

1952 Nace en San Pedro, provincia de Buenos Aires.

1967 Hace el programa “Estudiantil APA” Emisora de San Pedro CC.

1973 Locutor Nacional I.S.E.R. carné 2150

1974 Locutor de turno en AM Del Plata y AM Rivadavia

1975 Conducción “Muy loco” en AM Mitre.

1975-1986 Jotace y Asociados (Producción, Coordinación, Redacción, Musicalización, Producción de programas y avisos comerciales)

1979 La isla del tesoro (AM Splendid)

1982-1985 (Locución/Conducción de programas, Producción, Diseño de audio, Radio Concierto, Santiago de Chile)

1982 – 1985 9PM (AM Del Plata)

1986 Producción de programa Cuento 105 por AM Continental

1987-1989 Conducción/Producción de “Aquí Radio Bangkok” por FM Rock and Pop.

1988 Coconducción, guión de “TV Rock and Pop TV, La Perla de Bangkok”, Canal 11

1989 Participación en “La noticia rebelde”, ATC

1990-1991 Conducción/Producción de “¿Buenos Aires? Una divina comedia”, FM Rock and Pop

1990 Co-conducción, producción, guiones de “Fuga de cerebros”, ATC

1993-1994 Dirección artística, diseño de audio en FM del Plata

Conducción, producción de “Tutti frutti, Macedonia, Radio Pirado o Cabeza de Pescado”. FM del Plata

1995-2003 Conducción, producción de “Animal de radio”, por FM Rock and Pop.

Premio Martín Fierro 1995/1996/1997/1998/1999/2001

1996-1997 Conducción, guión de “Las patas de la mentira” y “Planeta Caníbal”, América TV.

2001-2003 Conducción “Lalo Bla Bla” AM Del Plata.

2002 Coconducción “Los Osos”, Canal 13.

2004 “Lalo Bla Bla” AM Mitre

2005-2006 “Animados” AM Mitre.

2007 Pone música en La100 (FM 99.9, lunes a viernes de 9 a 13)

2007 Conducción-Producción “La vida es arte” Canal 7 (viernes a las 20).


Gustavo Masutti Llach
Mavirock Revista
Buenos Aires, Argentina
Agosto de 2007