martes, 8 de mayo de 2001

José Luis Pagano: "En Radio 10 estamos del lado de la ley"


No para. El director periodístico de Radio 10, José Luis Pagano, es un dínamo. Dentro de su pequeña oficina contesta las preguntas mientras mira Crónica TV, le presta atención a la salida al aire de la AM 710 y varias veces debe disculparse por tener que interrumpir la charla para ordenar la cobertura de una noticia, indicar el destino de un movil y hasta para sugerirle temas a los humoristas. Sensibilizado por los ataques de algunos colegas, está alerta y muestra los dientes. Y se defiende de golpes que todavía no habían sido lanzados. "El noticiero es la columna vertebral de la radio, que une todo - define-. Porque durante las veinticuatro horas del día, cada quince minutos (no cada hora como otras emisoras) nosotros ponemos uno".
-Es decir que cumple la función de homogeneizar el discurso.
-Exacto. Volviendo al ejemplo, cada programa puede ser un brazo o una pierna y el noticiero es la columna vertebral.
-¿Si salen cada quince minutos es porque buscan tener "rienda corta" en el mensaje?
-No... tenemos dos noticieros centrales a la media hora y en punto. En algunos horarios leemos títulos. Después a la medianoche, a las ocho y a las trece hay panoramas de media hora. Me parece que esto tiene que ver con la necesidad de informarse de la gente. Ellos lo reclaman.
-¿Están auspiciados?
-Sí, todos los segmentos tienen sus anunciantes.
-Es un triunfo.
-En realidad, todas las radios grandes tienen sus noticieros auspiciados. Pero en la Argentina de hoy, vender publicidad es todo un logro. También tenemos la central de tránsito, con toda la información sobre cómo están las avenidas y las calles. No nos podemos quejar.
-¿Cuál es la línea del noticiero?
(Piensa un largo rato)
-¿Qué es la línea?
-El enfoque y la selección de noticias, dicho de un modo basto.
-Si la línea es estar del lado de los policías, de la ley, o de los delincuentes, estamos del lado de la ley. Entre estar a favor de los vecinos de Palermo o de los travestis, elegimos a los vecinos. Si hay gente que corta una ruta con un piquete, nosotros nos ponemos del lado del que quiere circular libremente para ir a trabajar.
-¿Qué noticias tienen prioridad?
-Priorizamos la actualidad. Nuestra línea es: cuando en enero todos decían que el blindaje sería la salvación, dijimos que fracasaría en poco tiempo. Y fue así. No se le puede mentir a la gente. Con la cuestión de la inseguridad decimos que cada vez estamos peor desde que empezamos, hace tres años. Me da risa: Nosotros somos autoritarios y ellos dan clases de defensa personal por televisión. El funcionario tiene la obligación de proteger a los ciudadanos, no de enseñarles a defenderse solos.
-¿Soñás con dar alguna buena noticia?
-El periodismo siempre pone la lupa sobre lo angustiante. Esto viene de la época de la Gazeta de Moreno hasta hoy. No hay otra. ¿Qué es disfrutar con una noticia? No sé, nunca lo pensé. Tal vez cuando nace un chico o cuatrillizos son buenas noticias porque hay alguien que los estaba buscando.
-¿Merecían ganar el Martín Fierro?
-Perdimos por un voto con un buen noticiero. No con el último. Ellos tienen setenta años y nosotros, tres.
-¿Te gusta el noticiero de Mitre (el que ganó)?
-Me parece correcto. Tiene un estilo muy similar al nuestro. No entiendo algunos cambios en la artística que hicieron, tal vez buscan cambiar el perfil.
-¿Y los otros?
-Me da pena el de Del Plata. Porque cuando estuvimos con (Santo) Biasatti hacíamos un muy buen noticiero y ahora se nota la desidia. Tampoco comprendo por qué cambiaron el slogan del de Rivadavia. A veces los directores creen que modificando la cortina van a hacer un noticiero mejor. No pasa por ahí. Nosotros nunca cambiamos la música ni lo vamos a hacer.
-¿Continental, La Red?
-La Red convocó mucha gente que trabajó acá. Sufre el problema de que al tener tanto deporte en la programación se quedan sin notas para cortar un audio y vestir un panorama, entonces se la pasan leyendo cables. El de Continental no lo estoy escuchando.
-¿Nunca?
-Los chequeo a todos cada tanto. Ahora Mitre informa sobre el tránsito. Sentaron a un tipo al lado del nuestro, en el mismo lugar. Está bien...
-¿Ustedes no se inspiraron en nadie al crear el noticiero?
-En esto trabajamos Daniel Hadad, que ya había trabajado en noticieros, y yo. Cada uno aporta lo que sabe. Viajamos a España para escuchar lo que hacían la cadena Ser y Onda Cero. Y en Londres hay una radio de información de la que tomamos algunas cositas. Lo de la central de tránsito lo sacamos de una radio de New York. De todas incorporamos un poco. Todos los noticieros son más o menos similares. Aunque siempre hay algo para inventar. En televisión pasa lo mismo. "Telenoche" es igual a cualquier noticiero de las cadenas ABC o NBC (las grandes de Estados Unidos).
-¿Cómo te cayeron las críticas de Fernando Bravo a tu radio?
-Le tengo cariño porque es el primer tipo que me nombró al aire. Pero perdió la memoria. Porque en el libro de Ulanosky, "Estamos en el aire" (sobre la historia de la televisión) reconoce que durante la dictadura trabajaba en "60 minutos" y era el encargado de hacerle las notas a Massera y a Camps. Y lo escribió alguien que está en la mesa de su programa.
-Recién asumiste la acusación de autoritarios sin que te lo pregunte. La radio recibe acusaciones de autoritaria y menemista.
(Silencio)-Esto es como un barrio. Cuando levantás la cabeza te tiran de todos lados. Magdalena, por ejemplo, no puede entender cómo después de tantos años de liderazgo está segunda y a ocho puntos de share de nosotros. Supongo que si le nombras Radio 10 le sale un salpullido.
-¿Decís que son críticas sólo por envidia?
-Forma parte de la competencia. Algunos la hacen más sana y otros no. son las reglas del juego. Si Bravo no hablaba en los Martín Fierro, con 30 puntos de rating, ¿quién se acordaba de él al otro día? Y que no se le ocurra preguntarse qué hacía yo en esa época. Porque en 1977 yo estaba en séptimo grado de la primaria.

Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - Diario Crónica
Buenos Aires, Argentina
Mayo de 2001