sábado, 3 de junio de 2000

Mónica de Carvalho: "A la noche el oyente necesita un poco de reposo, que lo mimen, que lo escuchen".


Cuando apareció Radio 10 (AM 710) Mónica de Carvalho acercó el proyecto de un programa rural. No fue aceptado pero un año más tarde fue llamada para un casting de voces y fue elegida para encargarse de la locución de los fines de semana por la mañana junto a Oscar Otranto. Hoy conduce “Los románticos”, en la trasnoche de los fines de semana (sábados y domingos de 0 a 7,00 y lunes de 0 a 2,00/. "La noche y esta radio en particular - asegura- te dan la posibilidad de que alguien te llame y te diga que está en el medio del mar a la altura de la Isla de los Estados y que lo único que tiene en ese momento es la inmensidad de las aguas, el mate y mi voz en la radio. Esas cosas me conmueven. Y ni hablar de la posibilidad de Internet que hace que te escuchen en todo el mundo y recibas mails de Italia o Estados Unidos".
-¿Cuáles son las particularidades del oyente de la madrugada?
-Que te escucha y te presta mucha más atención. Durante el día la premisa es: rapidez, música, información, inmediatez y fuerza. A la noche el oyente necesita un poco de reposo, que lo mimen, que lo escuchen.
-¿Es un oyente solitario?
-Sí. Hay mucha soledad a la madrugada. Sea elegida o no. Podés estar laburando, estudiando, ser insomne, estar esperando que vuelvan tus hijas de bailar o simplemente te sentís mal o te enganchaste con la música.
-¿Son depresivos?
-Algunos. Lo que pasa es que la noche te obliga a bajar las revoluciones. Y a tomar consciencia de tus propias limitaciones, de tu falta de laburo, de tu falta de compañía...
-¿Cómo hacés para no caer en hacer un programa como el de Luisa Delfino? ¿Alguna vez te llamó alguno afirmando que estaba por meter los dedos en el enchufe?
-No es común pero alguna vez me pasó que un oyente me dijo que estaba a punto de pegarse un tiro. Me dijo: “¿qué hago?”. Le pregunté si estaba con un auto y lo invité a la radio. No se me ocurrió otra cosa. Me pareció que tenía que distraerlo hasta que se le pase la crisis, no soy psicóloga ni nada parecido.
-¿Y cómo terminó?
-Vino, charló conmigo un rato y le hice prometer que nos iba a llamar periódicamente para dar constancia de cómo está. Cada tanto lo hace y nos cuenta que está fantástico, con pilas y estudiando. Salió bien. Pero nuestro programa no tiene la onda del de Luisa. Otro perfil. Ella tenía un equipo de profesionales atrás que la asistía.
-¿Los temas que planteás para que los oyentes comenten los pensás en la semana o surgen en el momento?
-Los charlo con Jorge (el productor) en la semana. Muchas veces son propuestos por la audiencia. Pueden surgir de una frase que leo en un reportaje. También podés plantear un tema y después se dispara para cualquier lado. Porque los que llevan las riendas son los oyentes. Los que más pegan son los celos, la infidelidad o los juegos del tipo “si me voy a una isla desierta me llevo...”
-Y se enganchan en contestarse unos a otros...
-Claro, como los temas son profundos, la polémica está a la orden del día. Pero no es la idea aunque sea inevitable. Hay gente muy copada y otros que se ponen muy agresivos y nos dejan mensajes horribles en el contestador automático.
-Pero eso no les pasa sólo a ustedes.
-No, me parece que tiene que ver con el medio. Ni conmigo ni con la radio. Alguien tiene que descargar la bronca por algún lado.
-¿Trabajan a micrófono abierto o filtran a los oyentes?
-Laburamos sin red. Yo tengo una central en estudio que me marca si hay llamados y se los pido directamente al operador. Nos pasó alguna vez que salió al aire un desubicado, pero es muy, muy raro.
-¿Se te tiran lances?
-Ahora se cortó un poco esa onda. Pero es muy común que los hombres que te escuchan en trasnoche te quieran seducir.
-¿Alguna vez te enojaste?
-Tengo una paciencia suprema. Pero el año pasado me enfurecí con un tipo que me decía que lo tenía que conocer porque él era el hombre de mi vida. Me estaba gastando, se notaba que se burlaba. Encima el “muñeco” no paraba. Y me decía que con esta voz debía ser rubia y de ojos celestes.
-Alejandro Dolina en sus primeros programas (hace quince años) si le preguntaban decía: “soy pelado, petiso y de bigotes”.
-Claro, porque hay una gran fantasía sobre nuestro aspecto físico. El decía que si pasás a la TV perdés magia. A mí me ven como una mujer fatal por mi voz que es medio de “franela”. Y nada más lejos de la realidad.
-¿Movés ratones en la audiencia?
-Algunos galopan (se ríe). Lo raro es que trato de despegar la seducción. Lo curioso es que el sesenta por ciento de mi audiencia es femenina.
-¿Cuántos llamados reciben por noche?
-Cerca de 400 más los mails y los fax. A pesar de que sabemos que estamos primeros en el rating y que llegamos a tener 58 por ciento de share, nos asombra.
-¿A quiénes escuchas en radio?
-A todos, por mi trabajo. Creo que Radio 10 está al tope en información. Cuando quiero relajarme escucho música clásica. No pongo FM. Salvo Mega, la vieja FM Tango o Nostalgie, pero poco. Con Dolina tengo temporadas de amor y odio. Lo puedo escuchar una vez cada dos meses. Creo que es uno de los mejores narradores que conozco. Me gustaría escucharlo hacer otra cosa.
-¿Y los programas parecidos al tuyo?
-No los escucho por cuestiones de horario. Hay muchísimos.
-¿Hay alguno que sea el original?
-En radio está todo inventado, no hay demasiados secretos. Los últimos innovadores deben haber sido Cacho Fontana en AM y Lalo Mir en FM. La diferencia está en la impronta personal que le pone cada uno.
-Nidia Aguirre, que compite con vos sugiere que ustedes los copiaron (ellos tienen más tiempo en el aire).
-Repito que está todo inventado. Esto lo hacían el Negro Martinheitz y Mochín Marafiotti desde hace años. En fin... mucha gente te tira mala onda porque quisieran estar en Radio 10. Pero estamos nosotros. No hay que enojarse, en el dial hay lugar para todos.

Gustavo Masutti Lach
Revista Ahora- Diario Cronica
Buenos Aires - Argentina
Junio de 2000

6 comentarios:

Monica Diaz dijo...

Hola, quisiera saber en qué dial puedo encontrar a Monica de Carvalho. No puedo creer que, luego de darle un premio en radio mitre, esta la quite de su programación y ponga a un zoquete como el que está ahora.
No quiero dejar de escucharla y ella, con mucha prudencia, no quiso decir dónde está. No me es fácil encontrarla porque tengo una radio portatil que apenas me deja escuchar bien 3 a 4 dials.
Muchas gracias, y espero que me respondan.

Anónimo dijo...

en continental , de 1 a 5 am!

Anónimo dijo...

Hola Monica.. respeto tu comentario, también extraño a todos en la madrugada con mónica; pero no comparto que el que esta ahora sea un zoquete...creo que somos varios los que lo seguimos y es una elección.. algo debe tener para que hayan mil amigos en facebook y tantos oyentes tirando buena onda. Puede ser que cambio el formato y eso no agrada mucho. Saludos.

JORGE dijo...

hola mony!!
qué bueno encontarte!!1
soy jorge finoia desde madrid.
si quieres puedes escribirme a jordi@hairstaff.es o encontrarme en FACEBOOK.COM
seguramente tenemos miles de cosas que contarnos.
bezotes,
jorge.

Anónimo dijo...

Me gusto la nota!

Lic. Gustavo Masutti Llach dijo...

¡Gracias!