viernes, 29 de enero de 1999

Marcelo Moura: "Siempre me intereso este medio"


"Disfruto mucho haciendo este programa, escuchando la música que paso", asegura Marcelo Moura y su actitud parece corroborarlo: desde las 17,00, hora en que empieza "El probador" (Nostalgie, FM 106.7, lunes a viernes) hasta las 19,00, en que entrega la posta a "El Lounge", el hombre no se saca los auriculares ni se mueve de enfrente del micrófono. Marcelo saltó a la fama como miembro del grupo Virus, liderado por su hermano Federico, hasta su muerte en 1987. En el ´95, Marcelo tomó la posta del grupo y puso la voz en el disco "9"."El programa es musical y mis intervenciones son cortas -asegura-. La radio tiene esas características. Lo que a mí me interesaba cuando surgió la propuesta era poner al aire la música que me gusta y promocionar toda una movida cultural que no es la 'oficial'. Hay mucha gente que no tiene acceso a los medios y quiero darles una mano"
-¿Por qué en Nostalgie?
-Siempre me intereso este medio y cuando escuché la emisora por primera vez dije: ¡esta es mi radio! Tengo una amistad de mucho tiempo con el director, Michel Peyronel (produjo un disco de Virus), lo llamé con una idea, le interesó, se hicieron unos pilotos y salió.
-Es tu primer programa.
-Sí. Durante los veinte años de Virus, Federico y yo éramos los encargados de la prensa. Por eso yo era un habitante de los estudios de radio dando notas de promoción. Ahí nació esta inquietud. Y la radio es uno de los medios menos contaminados.
-¿Cómo es eso?
-En la TV la voracidad por el rating hace que sólo valga eso. Hay programas buenos que se levantan porque no "miden". La radio tiene otros tiempos. Y en Nostalgie se respeta la música. El otro día vino Gustavo Cerati y se sorprendió "¿pasás el tema entero? Debe ser la primera vez que lo hacen". Es una línea de conducta nuestra. Mucha gente escucha radio como un ruido que le hace compañía. Otros escuchan música. Nostalgie es para amantes de la música.
-Ibas "de recorrida radial" con Federico. ¿Te hubiera gustado hacer un programa con él?
-No lo veo. No creo que fuera con su personalidad. Federico era una pila de energía incontenible. La idea de sentarlo dos horas en un lugar parecería imposible. Yo soy muy tranquilo y por eso "El probador" sale tan relajado. Estoy cansado de que en las radios me griten o hablen al pedo para meter velocidad.
-¿Ya superaste la falta de Federico o te duele cuando lo escuchas cantar?
-Eso es algo natural. Aparte tengo otro hermano desaparecido y me ha tocado vivir un par de emociones fuertes. Son cosas que te quedan grabadas. Eramos seis hermanos muy amigos y la pérdida de dos de ellos es muy duro. Los recuerdo con mucho cariño siempre. No necesariamente cuando lo escucho cantar a Federico.
-Aparte, ninguno de los dos tuvo muertes "comunes".
-Son dos casos bastante simbólicos del fin de milenio. Uno murió por la terrible guerra sucia que vivimos y Federico por el "Aids" (Sida).
-¿Cambiando de tema, consumís radio?
-Cuando estoy en el auto (no tengo equipo de música). Nostalgie y un poco de La Red porque soy futbolero (es hincha de Estudiantes de La Plata). En mi casa no.
-Recibiste a varios músicos en "El Probador".
-Sí. Vino Cerati, Ciro (de Attaque), Erica García y algunos más. Fue en una primera etapa de mi programa. Como soy amigo de ellos me atraía la idea de hacer un reportaje con otro tono. Ahora desistí de esa idea.
-¿Por qué?
-Como amigo me cuesta ponerlos en el compromiso. Soy tímido. Aunque sepa que les conviene para promocionarse. Además, quise dejar el esquema de tener un entrevistado por semana. Seguramente van a venir Calamaro o Fito. Pero sin presiones. No va a ser previsible.
-¿Vos musicalizás?
-Al principio sí. Pero confío mucho en Nillo Flores (es el hermano de Bobby) y de a poco él se fue haciendo cargo. Hoy musicaliza casi todo y yo sólo pongo algún toque personal.
-La programación musical de la radio es bastante homogénea, ¿no?
-Es así, hay una línea. Se pasa música del año '92 para atrás. Hay tres programas a la tarde. De ellos el mío es el más pop y bastante "up". Después viene "El Lounge", de Michel, él mete más jazz y "big bands". Por último, viene Sergio Marchi que es más "rocker".
-¿Qué tipo de música programás?
-Alice Cooper, Lou Reed, David Bowie, Rod Stewart, B-52´s, Talking Heads, Spinetta o Charly García. También cosas tranquilas. Lo mismo que escucho en mi casa. Con el agregado de que en casa pongo música clásica o climática. Me gusta la música brasileña y cada tanto suena Joao Gilberto. La idea del programa es que sea ágil musicalmente, por el horario.
-¿Ponés Virus?
-La radio sí, yo no. Me da pudor. Siento que me estaría autopromocionando, más allá de que estoy orgulloso y escucho Virus en mi casa. Pero no me parece que mi programa sea el lugar.
-El grupo participó del disco homenaje a Sandro con "Atmósfera pesada".
-Sí, lo grabamos el año pasado. Ayer fui a la presentación de ese disco. Y me pasó algo gracioso. Durante un recital en el estadio de Obras Sanitarias en 1984 o 1985 tocamos "Tengo". Y la crítica nos dio "con un caño" porque decían que estábamos reivindicando a un "grasa". Son las vueltas de la vida. Me maravilló ver el respeto que los músicos tienen por él. En todo este tiempo ha cambiado la imagen de Sandro. Hoy se lo reconoce. Algo que nosotros hicimos hace quince años. Por entonces él tenía un "coté" más popular (aunque siempre fue masivo y famoso) y tal vez una parte de la juventud lo rechazaba. En ese sentido fuimos de los primeros en reivindicarlo. Sandro es bárbaro.
-¿Federico y Virus fueron reconocidos en su tiempo?
-Popularmente no. Siempre tuvimos perfil bajo, no éramos "hiteros". Algo que nos parecía bien. Pero la prensa nos resistía. Las actitudes de avanzada eran criticadas. Nunca se reconoció que fuimos los primeros en reivindicar a Sandro, por ejemplo. Federico era muy agredido cuando estaba vivo. Lo empezaron a respetar cuando murió.
-¿Por qué?
-Un poco porque era transgresor. El que se sale del molde molesta.


Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora -Diario Crónica
Buenos Aires - Argentina
1999