miércoles, 24 de julio de 2002

Carlos Rua, el Loco de la Colina: "Hago radio de culto"




Si quieren leer un reportaje más actual vayan a

Domingo 28 de octubre de 2007
Carlos Rua, el Loco de la Colina: “La creación es lo único que nos hace parecer a Dios”


Y si quieren escucharlo, está en FM 103.1 Radio Uno, de lunes a viernes de 23 a 1 en 103.1





"Hago radio de culto", postula el abogado latente y locutor encendido Carlos De la Rúa. Después de más de quince años de vagar por el eter, de probar horarios y compañeros, volvió a su horario, programa y alter ego original y preferido, con su ritmo, música, opiniones y poesía. La referencia es para "El loco de la colina", ahora en La Nueva Radio, AM 650, de lunes a viernes de 0 a 1. "Estoy aquí por un principio de sincronicidad -afirma-. Estaba en banda, apareció un ex operador mío y me recomendó. Lo único que tuve que hacer es ir a firmar un papel".
-¿Qué te sedujo?
-Que pude volver a la medianoche. Algo imposible porque casi todas las trasnoches están vendidas a los pastores. Además, es una radio muy linda, un caserón inmenso, con un estudio bárbaro. Estoy muy cómodo. Hasta me siento bien de salud. Empecé de cero porque la radio tiene muy pocos oyentes popios.
-Volviste a las fuentes: horario, nombre y polémica.
-Los tiempos exigen violencia y sentimientos. La agresividad viene de verbalizar la bronca de la gente, y el sentimiento es la única transgresión posible cuando todo está corrupto y destruido. En esos casos, la inteligencia es el único patrimonio que nos queda.
-¿Cómo está lo económico?
-Tengo pocos anunciantes porque todavía no les avisé. Pensé que a esta hora estaríamos festejando porque Argentina ganó el mundial y aposté mal. Porque ahora la gente está más deprimida que antes.
-¿Cuánto tuviste que bajar las tarifas?
-A la mitad del año pasado. Las empresas están destruidas, pero necesitan publicidad. Si el costo les cierra, van a pautar.
-¿Hay transgresión en los medios?
-Los transgresores se fueron al carajo. Se convirtieron en los niños malos de la película. Hoy, para edificar la posibilidad de salida hay que ser niño bueno.
-¿Hay transgresores?
-No sé, nombrame algunos que estén considerados así.
-Fernando Peña.
-Es brillante a nivel intelectual y juega con una bellísima esquizofrenia. Su error es que se asocia con mediocres e incompetentes. Esto es muy viejo. Debería jugarse.
-Mario Pergolini.
-No es transgresor, hizo lo opuesto a Peña. Se rodeó siempre de gente muy inteligente. Peña es inteligente, Pergolini no: Es hábil.
-Andy Kusnetzoff.
-Me cae bien. Labura desde la ironía y la humildad. Tira dardos desde el llano, aunque sea ficto, como todo en los medios.
-Eli Vernaci.
-Simpática, la negra. Ella piensa como la mujer que la escucha y dice lo que aquella no se anima. Ese es su éxito. Además es muy divertida y la única mujer que hace buena radio. Es de lo mejor del medio.
-Lalo Mir.
-Es un hombre de campo que vino a la ciudad y se disfrazó de transgresor porque le daba perfil. Así se explica que terminara buscando un puesto como locutor de turno en un canal de TV para tener seguridad.
-Alejandro Dolina.
-Sí es transgresor porque hace pensar. Su problema es la reiteración.
-Hugo Guerrero Martinheitz.
-Es muy amigo mío. Hacemos lo mismo. Sigue transgrediendo pero está viejo.
-¿Cuánto te marca el rumbo el oyente?
-Nada, porque es irreal. En mi programa participa desde un seudónimo. A veces los insulto y me llaman contentos porque les causó gracia. Lo que no entienden en los medios es que no se lo dije a ellos.
-¿Cómo?
-Claro. Es raro que no me hayan afanado este concepto. Es lo único. Lo intentó Matías Martin, pero le fue mal. El oyente es un seudónimo para mí. No podría putearlo en una charla telefónica. Eso no lo entendieron ni Baby Etchecopar ni Pergolini: La persona, como tal, merece respeto siempre. A menos que se plantee un juego. Entonces, puedo hacerlo. Porque puteo a la sombra o al personaje.
-¿Por qué nunca estuviste en una radio grande?
-Porque lo mío es una isla, no les doy continuidad de programación. Y pasa conmigo lo mismo que con las figuras, a una escala menor: Cuando se van, despegan y se llevan la gente. También me peleé con todos los grossos del establishment. Aunque es raro que no me convoquen porque siempre me autofinancié y tengo mi audiencia fiel. Hadad me llamó en su momento para la Diez, Quique Prozen para Del Plata y también de Continental, pero volvió Dolina. Hubo escarceos pero nunca se dio. Tampoco me ofrezco.
-¿Por eso no sos masivo?
-Nunca lo fui. Sí tuvo repercusión mi humor. Tampoco tuve continuidad en un medio, más allá de que siempre fueron emisoras chicas. Lo cierto es que no se puede ser masivo ni alegre siempre. Serías un boludo alegre. Como Fernando Bravo, que va a laburar de idiota toda su vida. Otro así es Badía, que terminó mostrándose como es cuando bailó con Tamara. Son mediocres que tienen miedo de jugarse. Distinto es, por ejemplo, Larrea. Que es antiguo pero un señor. Siempre supo lo que quiso.


Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora, Diario Crónica
Buenos Aires, Argentina
Foto: Marisa Marquez 2001
Julio de 2002

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este tipo es un sorete con ínfulas de poeta. Es una basura total, resentido porque nunca logró fama en la radio y entonces se la pasa criticando y tirándole mierda a los conocidos de los medios. Es indignante escuchar como subestima a sus oyentes cuando no le gusta lo que dicen u opinan. No entiendo que hace Tom Luppo con semejante imbécil arrogante.Es como un Baby Etchecopar más culto....

Pedro Justiniano

Anónimo dijo...

QUE LOCO QUE ESTAS

Anónimo dijo...

El loco es un genio y el que lo putea por no ser masivo es un pobre infeliz que no entendió nada. Cómo va a ser masivo un tipo tan inteligente y creativo, que se diferencia del 99 por ciento de los boludos y boludas que llenan el aire todos los días sin decir nada?
Se lo extraña un montón al Loco y su inagotable genialidad e irreverencia.