lunes, 12 de febrero de 2001

Hugo Guerrero Martinheitz: "Quedó el fantasma de soy conflictivo"


"Nunca digo 'tal vez', 'quizás' o 'puede ser'. No puedo pensar en el mañana o el pasado. Sólo me interesa el presente y lo que se hace hoy. Ni quiero que me hablen del progreso del país sino de qué se está haciendo hoy". Esta manera de pensar ayudó al "Negro" Hugo Guerrero Martinheitz a superar una época difícil: en los últimos tres años perdió el trabajo y a su mujer. Poco después se le declaró un cancer de vejiga, que él atribuye a las amarguras mencionadas. Tozudo, a los 76 venció la enfermedad y el desempleo y sigue adelante. Hoy le da brillo a "Edición Chiche" (conducido por Samuel Gelblung por Radio Diez, AM 710, lunes a viernes de 17,00 a 20,00).
-Se te ve radiante.
-Nunca dejo de sonreir. Reconozco que estaba preocupado porque mi situación no es la de un hombre con dinero, aunque la gente se sorprenda. ¿Por qué habría de tenerlo? Pude haberlo ganado en la radio. Pero me interesaba la libertad y hablaba. Entonces me levantaban los programas y no tenía continuidad. Los argentinos quieren ser todos ricos y hablan del esfuerzo como sinónimo de abnegación. No se habla de la alegría del trabajo. Esto es un discurso político perverso. Conozco gente en la extrema pobreza que es feliz. De hecho, la música que hace bailar al mundo la compone gente humilde.
-¿Aparte de la falta de continuidad qué otro problema te trajo?
-Quedó el fantasma de que "Guerrero es conflictivo", hasta me lo comentó Chiche Gelblung cuando llegué a su programa. Es que siempre incomoda un hombre amante de la libertad que busca la independencia. Aun en la democracia más grande e importante. Porque la sociedad se resiste. Los poetas del movimiento "beatnik", por ejemplo, produjeron escozor en la hasta que los absorvieron.
-¿Como pasó con las remeras "fashion" del Che Guevara?
-Creo que en ese caso se trató de una táctica publicitaria de lo que vendria: el derrumbe del Muro de Berlin. Nos cuesta aceptar la realidad del triunfador. Como si fuera una novedad. La vida del hombre está signada por las concesiones que el aspecto humano del poder (los reyes o los burgueses grandes) hace para las mayorías. Y si eran opresivos aparecía un Robin Hood.
-¿La Argentina tuvo alguno?
-No. Y no habrá más Robin Hoods. La Argentina tuvo una descomposición enorme antes de componerse como país. Y se quedó con todos los defectos precoloniales, coloniales y prerrepublicanos. Por eso siendo uno de los países potencialmente más ricos del mundo, no pudo aglutinar los esfuerzos de sus pensadores para conformar un paradigma. Es notable como teniendo tanta gente buena tiene un hechizo (para ser tribales): que de todo ese capital no han salido buenos dirigentes políticos. Fueron mequetrefes que no pudieron hacer un país.
-¿Ve diferencias entre el gobierno de De la Rúa y Menem?
-No, no hablo de gobiernos en especial.
-¿No quiere ser conflictivo?
-No, simplemente nunca creí en los políticos por educación. Mi madre era de cierta tendencia aprista y me afilió siendo niño. A los 16 me borraron porque lo pedí. Yo vi en Perú la violencia: matar, encarcelar y secuestrar gente. Por eso cuando vine a la Argentina y veía a Sábato elogiar al Proceso y a otros enaltecer a los secuestradores y subversivos supe que no se respetaba a la libertad. Y que había que pertenecer a un sector para caer en gracia es inmadurez.

Escucharlo, altoparlante de por medio emociona, conmueve. Y en persona esa sensación se multiplica: porque el "Peruano Parlanchín" se ríe, toma del brazo para enfatizar una idea y demuestra que habla desde el corazón, con el alma al aire. Y se dispersa...

-¿Cómo ve a América Latina?
-Esta democracia es lo más importante de su historia.
-¿Sigue en contacto con Perú?
-No. Tengo la costumbre de irme para no volver.
-¿Pensó en dejar Argentina?
-No. Me iba, me "aireaba" y volvía a la "casita de mis viejos" sabiendo que eran pobres y no ilusionados con la riqueza. Vuelvo al comienzo: Cuando el "Show del minuto" era un éxito yo era un asalariado que le hacía ganar millones de pesos al Estado (las radios todavía no se habían privatizado). De radio Belgrano salía dinero para pagar El Mundo, Splendid y ATC.
-¿Por qué no hizo negocio con su popularidad?
-Porque no tengo capacidad y porque después de tanto hablar de la libertad nadie tendría que poder decirme: "mira este negro peruano con su departameno de Barrio Norte y su Mercedes Benz". No entiendo cómo los periodistas conspicuos en Argentina son millonarios. En Estados Unidos, Alemania o Francia no es así.
-¿Los medios hoy están mejor?
-Por supuesto. Es que Buenos Aires se encuentra un Piazzolla en cada esquina. Creo que esta ciudad es como una vedette que cada tanto se hace un lifting para disimular su pobreza interna.
-Lo pregunto porque Bernardo Neustadt habló de TV basura...
-Me gusta que la gente se exprese. Sin embargo, no hay nada más terrible que la vejez reprochando a los jóvenes. Lo digo porque en mi adolescencia escribía "corason". Pero me explicaron que uno podía ser locutor con faltas de ortografía. Se puede ser analfabeto por radio. La sabiduría académica no existe. Lo que hay son sabios que se enriquecen con la academia, el pueblo o la naturaleza. No está mal la picardía sexual o llamar al culo, "culo" y no "colita". Los viejos somos inmaduros. Los únicos que pueden hacer algo son los impetuosos adolescentes. Por eso los políticos buscan jóvenes que vayan al frente y mueran. Se convertirán en próceres y los que disfrutarán de los cargos son los que los enviaron a morir.
-¿Habría lugar para "A solas" en la TV actual?
-En el mundo hay lugar para todo. Pero en la TV y la radio hay que esperar buscando. No puedes aguardar a que te llamen. Aunque hay que respetar los tiempos de las empresas. Quiero que quede claro: No estoy dispuesto a escuchar ofertas. ¡Me ofrezco como barrendero de la radio!
-Usted dijo que se iba "para no volver". ¿Vale para "A solas"?
-No. Siempre hago lo mismo porque no soy un hombre de ideas. Al trabajar me voy aggiornando. Considero que lo que se hizo ayer en radio es viejo hoy.
-¿Le gusta Canal 7?
-No puedo hablar de los canales. Me gustan los de cable. Los de aire traen películas dobladas y están en la etapa de la exhuberancia del falso entusiasmo. Todos cantan, ríen y saltan. Ya se van a cansar los televidentes y pasará. Hay que saber esperar.


Gustavo Masutti Llach
Foto: Marisa Marquez

Revista Ahora - Diario Cronica - Buenos Aires

Febrero 2001

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Un amigo argentino me contaba las anécdotas de Guerrero Martinheitz (apellido alemán este último, me imagino) aquí en Colonia y llegué a pensar que me había creado todo un mito como una forma de demostrarle su amistad a un peruano como yo. Ahora resulta que era cierto.

Al amigo no lo he vuelto a ver, pero quedan los trabajos como el de usted para refrescar la memoria y los viejos tiempos. Qué lucidez la de Guerrero.

Saludos desde Alemania
hjorgev.wordpress.com

Gustavo dijo...

AYUDAAAAA!!!!!, ayer encontré al negro, y está durmiendo en LA CALLE !!!!! literalmente !!!. por favor contactensé conmigo para ayudarlo !!.

a este mail. spanishnofear@yahoo.com.ar

Gustavo dijo...

Es muy difícil. El no se deja ayudar con mucha facilidad. Una pena porque su trayectoria no se merece lo que está viviendo.

Gustavo Masutti Llach dijo...

Guerrero Marthineitz, internado en un centro neuropsiquiátrico.

El peruano, de 86 años, entró a un centro de salud del barrio de Belgrano la semana pasada.


El popular locutor Hugo Guerrero Marthineitz se encuentra internado desde la noche del jueves en un neuropsiquiátrico del barrio porteño de Belgrano R.

Según publicó PrimiciasYa, el animador llegó con un delicado estado de salud y muy poco peso. Los profesionales del centro médico están dedicados a recuperar el débil cuerpo de Guerrero Marthineitz, además de levantarlo anímicamente.

En los últimos veces, el peruano de 86 años había aparecido en los medios por su difícil situación económica. Después de haber sido desalojado de su departamento, Guerrero Marthineitz solía dormía en un sofá, ubicado en un pasillo de Radio Rivadavia. Pero a veces también pasaba las noches en la calle.

El mes pasado, protagonizó un confuso episodio con Mauro Viale del que se habló de agresión y falta de pago por una participación que el locutor iba a realizar en el programa radial del periodista. Lo cierto es que Guerrero Marthineitz se encuentra internado y no se sabe cuándo será dado de alta.

Minutouno.com
7 de Julio de 2010 14:04

Anónimo dijo...

Se nos fue el negro...
Se fue como los grandes de verdad, en la total pobreza.