lunes, 3 de mayo de 2004

Alejandro di Biasi: "En radio se ven más nombres que ideas"

Aunque nacido en la gráfica, desde hace más de quince años el periodista Alejandro di Biasi recorre el éter. Y desde hace un lustro lo hace de manera ininterrumpida con "La Primera Piedra", ahora por Splendid (AM 990, lunes a viernes de 11 a 13) con un equipo que incluye a Carlos Ponzio, Julio César D'Alvia, Carola Núñez, Roberto Di Sandro, Luciano Chimento, Pablo Roma, Romina Minotti, Esteban Tries, Sergio Zimmer y Alberto Catalano. "El programa - reconoce- pasó por varios horarios (fue de 7 a 8, de 10 12 y hasta los sábados), hasta llegar a este del traspaso de la mañana al mediodía, que debe ser el más difícil de la radio".
-¿Por qué es el más difícil?
-Porque la información fuerte ya se dio, hay un recambio de oyentes y tenés que ver qué instalás. Por ejemplo, funciona bien Fernando Niembro, con una tira de deportes, y ahora a Continental se le ocurrió repetir a Dolina. Hay que buscarle la vuelta. Nosotros tratamos de meterle más información, opinión y humor. Y, sin ser groseros, pasar de la tragedia a la comedia.
-Una fórmula probada.
-No es fácil hacer algo nuevo y tampoco hay mucho diferente. En radio se ven más nombres que ideas. Igual, este año la radio tuvo algunos cambios interesantes.
-¿Qué te aporta haber llegado desde la gráfica?
-Lo que te puede decir cualquiera en esa situación: el periodismo gráfico es la universidad, en una profesión que no está colegiada. Lo que te aporta es que nunca estás desactualizado. Aunque no seas experto, es muy raro que te "agarren en orsai" con un tema. Quizás no des en la tecla justa, pero conocés de qué se habla.
-¿Piensa diferente el periodista gráfico, ni mejor ni peor, pero diferente?
-Puede ser. Por formación, nosotros nunca confiamos en la improvisación. Otra característica propia es que a la hora de formar un equipo de gente para un programa, lo hacemos con la lógica de una redacción. Buscamos al especialista en deportes, espectáculos o política. No tenemos el concepto de los amigos que charlan.
-Hay buenos programas con ese concepto.
-Desde luego, eso puede salir fenómeno, pero los que venimos de la gráfica no nos sentimos cómodos.
-¿Qué más se debe tener en cuenta?
-Así como en un diario o en una revista tenés el taller, en una radio, si el operador no se pone la camiseta, el programa va a fallar en la salida al aire (por suerte Pablo Varvana, Matías Ferraris y Federico Vila nos apoyan). Lo mismo pasa con los productores (Luis Caturini, Pablo Vital y Ezequiel Cravero). Sin ellos quedaríamos desnudos. Se nota cuando falla la producción porque el programa pasa a ser una charla de café.
-Por el horario del programa, ¿cuánto se produce y cuánto te sorprende la realidad?
-Cuando supe que iríamos de 11 a 13 ya tuve la premisa de no correr detrás de la información. Sobre todo porque Splendid tiene una mañana muy periodística y necesitamos diferenciarnos. Por ejemplo. Cuando pasó lo de Blumberg, nosotros no caímos en en si estábamos a favor o en contra de su figura, sino que tratábamos de discernir por qué aparece un personaje con esas características en nuestra sociedad. Si buscamos un padre. Lo ideal es que la realidad no te sorprenda. Por eso tiramos permanentemente información.
-¿Cómo se paran frente al exceso de información?
-Ante el bombardeo de información, tratamos de "parar la pelota".
-Ustedes tienen una edición rápida.
-Es una tendencia generalizada. Más allá de que esté bien o mal. Fijate que en la gráfica los editoriales se han achicado. Y todo sale de la cultura que nos impuso el zapping desde la televisión. La idea es informar lo que se tiene que informar.
-Pero hay noticias que las tenés que dar sí o sí, en un programa como el tuyo.
-Claro. Por más que se la estén dando a los oyentes desde las nueve de la mañana, tengo que repetir la formación de Boca para el próximo partido. El secreto es no pasar de ahí, no detenerte en eso. Lo mismo vale para los debates "obligados". Se dan, pero no nos vamos largo. No por no profundizar, sino porque tenemos que saber sintetizar. Hay temas que están recontra saturados y no podés meterte. Del caso Maradona apenas anunciamos la internación y leímos los partes médicos. Si no había mucho más para decir que fuera interesante...
-¿Cómo testeás si se entendió?
-Por los mensajes de los oyentes, que son una respuesta inmediata. Si alguna vez percibís que se entendió mal, lo corregís a tiempo.
-¿A quiénes respetás en radio?
-Si tengo que marcar uno de mis referentes, sería Rolando Hanglin, con quien compito un tramo. Me gusta porque deja hablar al entrevistado y no editorializa en un reportaje. También asume que no sabe de un tema. Me gustan Néstor Ibarra, Lalo Mir como tipo de radio y cómo busca el humor Alejandro Dolina. Además, disfruto del programa de Matías Martin, porque él es muy fresco para conducir.

Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - Diario Crónica - Buenos Aires
Mayo de 2004

No hay comentarios: